La ansiedad llama a tu puerta

El Coronavirus tiene en jaque al mundo entero. Desde incredulidad hasta preocupación, y en algunos casos, pánico; nos viene a mostrar lo vulnerables que somos ante sucesos para los que no nos hemos preparado y que, a veces necesitan esta dimensión para ayudarnos a reconocer las habilidades, las características y los recursos personales que noSigue leyendo «La ansiedad llama a tu puerta»

La ansiedad me corretea

Así es. Tal cual, la ansiedad es una forma desesperada para que nos hagamos caso. Y es precisamente lo que no deseamos: hacernos caso. Existe una frase que afirma que las personas queremos cambiar pero al mismo tiempo, deseamos que esto no suceda porque, diría el Príncipe de la canción: «La costumbre es más fuerteSigue leyendo «La ansiedad me corretea»

Vivir de la ansiedad

Cuando tomamos responsabilidades tales como: adquirir una casa, comprar un auto, pagarnos una carrera universitaria, pedir un préstamo bancario, viajar solos, tener un hijo, casarnos…, la vida puede tornarse como un gran ogro que nos quiere comer. La palabra ansiedad viene del latín anxietas, anxietatis, derivado del adjetivo latino anxius (angustiado, ansioso). Este adjetivo seSigue leyendo «Vivir de la ansiedad»