La palabra que aprendí:

Dejo este testimonio para agradecer a Pili Quiriz por su recepción y su calidez en los servicios de psicoterapia a los que acudí para componer la manera en que me relacionaba con los hombres.

Por eso digo que la palabra más importante que aprendí fue: QUERERME, porque sólo así pude darme cuenta que la vida me golpeaba cada vez con más fuerza para que me diera cuenta que sin quererme, nadie más me iba a querer.

Estoy ahora en un proceso de reconocimiento propio y conociendo nuevas y magníficas personas para en un futuro, darme la oportunidad de un buen amor.

Gracias Pili y sigue ayudando a la gente, que ese es tu don.

Con aprecio,

Bertha Camacho

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close